Hace unos años, para Sara Cova el deporte era solo para pasar el rato, hasta que conoció las Artes Marciales Mixtas y se convirtieron en su pasión con la que logró convertirse en la primera mujer en conseguir una medalla de bronce a nivel mundial en el pasado World Championships Amateur MMA-Manama Banhrein 2017.

Como ella misma se describe, Sara Cova es una peleadora amateur que  desde hace poco más de cuatro años entrena para sentirse mejor, y aunque acostumbra competir en eventos de jiujitsu, box y otros deportes, afirma que su fuerte son las Artes Marciales Mixtas (MMA, por sus siglas en inglés).

“El deporte no era mi fuerte, solo iba para correr, algo de cardio y esas cosas aburridas, hasta que noté que estaba subiendo de peso y decidí empezar algo más formal, que exigiera más de mí misma, y así fue como conocí las MMA”.

“Al principio me daba cosa, no era miedo a la pelea, sino más bien, no me sentía capaz de hacer lo que creía eran acrobacias, marometas y otros movimientos que me sorprendían. Pero nada más fue que las comencé a practicar para que se convirtieran en mi pasión”.

Y con apenas tres meses de entrenamiento, la atleta de 23 años de edad comenzó a competir, ya fuera en eventos de jiujitsu, box u otro deporte, el reto de la competencia la llevó a su primera experiencia internacional en Europa, donde como ella mencionó, por decisión no obtuvo medalla, pero ganó y mucha experiencia.

“Cuando perdí me rompió el corazón, me sentía defraudada, porque sabía que tenía y podía dar más, pero no gané… Pero aprendí a perder, y tuve que aprender a superarlo para mejorar, por eso regresé y me puse a entrenar mucho más”.

Con esta determinación, la atleta que también es estudiante de cine y música, volvió a las competencias regionales y nacionales, donde comenzó a acumular puntos para rankearse en el primer sitio de su categoría.

Este esfuerzo, y los puntos acumulados, la colocaron dentro del primer equipo oficial de la Selección Mexicana de la Federación de Artes Marciales Mixtas (FAMM), y convocada para acudir en noviembre del 2017 al World Championships Amateur MMA-Manama Banhrein, junto con otros ocho atletas, y donde por falta de recursos y apoyo de autoridades deportivas de México, solamente lograron acudir tres atletas que pagaron todos sus gastos.

“Fui al Campeonato Mundial de Bahrein, luego de que gané en los torneos regionales y obtuve puntos que me colocaron en el primer lugar de la categoría paja, de 52 kg”.

En este evento, al que solamente acuden los mejores peleadores amateur de todo el mundo, Sara Cova se percató del apoyo que tiene atletas de otros países, cuyas delegaciones eran de hasta 30 competidores, pero en ese mismo sitio, observó y apreció el nivel de México.

“Haber estado en este mundial me abrió os ojos para reconocer el gran nivel de MMA que tenemos en México, pues aunque solo íbamos tres competidores, nuestra técnica estaba por arriba de muchos de ellos”.

“Apenas empieza esto en México y vi que hay un gran nivel, porque ya lo viví, lo que tienen otros países es el apoyo económico; pero en técnica tenemos mucho potencia y nivel en México”.

Este potencial quedó demostrado en el World Championships Amateur MMA-Manama Banhrein 2017, donde Sara Cova ganó una medalla de bronce, a pesar de que por una lesión tuvo que dejar varios meses.

“Estuve fuera 5 meses, no entrené como quería, sí sufrí porque fue una operación en la nariz y órbita ocular. Pero logré ir al Campeonato Mundial donde me gané una medalla de bronce que me hizo saber que todos estamos cerca del oro y por eso podemos ganarlo”.

“El hecho de que sea la primera mujer en ganar medalla de bronce en un Campeonato Mundial de MMA es grandioso; se siente súper bonito y si hubiera más apoyo, muchas de las personas que van a los torneos y entrenan podrían sentir eso porque hay mucho nivel en México”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here