La correcta alimentación para una persona es esencial para explotar al cien por ciento su estado físico, especialmente si se trata de un deportista de manera recreativa, amateur o de alto rendimiento, por lo que una dieta y planes alimenticios lograran llevar a este fin, y mucho mejor si es con base a los alimentos del país.

Por ello, la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), dio a conocer el trabajo de la nutrióloga del Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (CNAR), Vanessa Risoul, quien desarrolló e impulsó una estrategia alimenticia sencilla y apegada a la comida básica del mexicano, con base a Platos Nutricionales.

Primeramente, estos platos fueron creados en el Comité Olímpico de los Estados Unidos en colaboración con la Universidad de Colorado, esto con la intención de transportar la ciencia y la literatura nutricional, a una herramienta de educación para los atletas, de fácil comprensión y aplicable a la vida diaria.

Platos Nutricionales a la mexicana

La nutrióloga adoptó este sistema, y con el objetivo de orientar a los deportistas mexicanos, logró fusionar una sana alimentación con el consumo común  de nuestro país.

“Lo que hicimos fue transportarlos los alimentos mexicanos y productos que consumimos comúnmente”.

Primer plato – Entrenamiento ligero (plato azul)
Entrenamiento ligero, de control de peso o deportista amateur.
Entrenamiento ligero, de control de peso o deportista amateur.

Considerado de entrenamiento ligero o de control de peso, y que también pueden usarlo los deportistas amateurs, esta fase se caracteriza por que la mitad del plato son frutas y verduras, una cuarta parte cereales integrales y el otro cuarto, contiene productos de origen animal o leguminosas, que es la proteína que aporta al cuerpo.

“Además, incluye aceite y grasas buenas como el aguacate e incluso vinagretas como las salsas mexicanas”.

Este plato se recomienda para personas que están en control de peso, que se encuentran con una sesión al día de entrenamiento ligero, o un descanso activo, por ejemplo, los atletas normalmente entrenan cinco o seis veces a la semana y tienen un día descanso; también pueden cambiar de actividad y se relaciona con este plato donde las frutas y verduras es mayor.

Segundo plato – Entrenamiento moderado (plato verde)
Entrenamiento moderado
Entrenamiento moderado

Esta fase es dedicada para personas que tiene dos o más sesiones de entrenamiento al día, en donde una de ellas es más intensa, la diferencia es que el aporte de cereales incrementa y no necesariamente deben ser integrales, sino que puede ser variado.

“Los cereales son la principal fuente energía para el cuerpo humano, esencialmente para los atletas”.

La porción de frutas sigue existiendo pero se puede cambiar con un postre o un extra, siempre y cuando sea en cada tiempo de comida, por ejemplo si el atleta está entrenando dos veces al día, el platillo deberá ser desayuno, comida y cena, es decir, se va a repetir; los deportes de resistencia se apegan más a esta etapa.

Tercer plato – Entrenamiento fuerte o competencia (plato naranja)
Entrenamiento fuerte o competencia
Entrenamiento fuerte o competencia

Los cereales ocupan la mitad del plato, esto es para aquellos que tienen dos, tres o más sesiones de entrenamiento al día, o se encuentran en competencia, ambiente en el que los requerimientos del atleta son más elevados y la exigencia es mayor.

Las verduras disminuyen a un cuarto del plato, en el que se recomiendan verduras cocidas, ya que el proceso de digestión es más rápido y en una competencia será más fácil.

La proteína y leguminosas siguen estando; se cree que entre mayor exigencia física, es mayor la cantidad de proteína que se debe consumir y en este plato, este alimento no aumenta, en cambio los cereales sí.

En ocasiones los atletas compiten en diversos países y llegan a preguntarse qué comer, por lo que estos platos ayudarán a optimizar su consumo, ya que en ocasiones por lejanía y diversidad que existe en otras naciones, no se podía llevar un plan estricto y con este plan, ellos distribuyen sus comidas de la mejor manera.   

Guía práctica para un país con diversidad de alimentos

México es un país con gran variedad culinaria, en donde la base de la agricultura es el maíz, por lo que sus derivados como la tortilla e incluso el pozole, un platillo tradicional, gracias estos platos se convierten en parte de una buena alimentación.

En el alto rendimiento el plan nutricional cambia de acuerdo a la disciplina, la ingesta de un taekwondoín, no es la misma que la de un clavadista, exigencias distintas y cuerpos diferentes, pero estos platos funcionan como una guía y es base de cualquier tipo de dieta deportiva, por lo que esta herramienta revitaliza la alimentación de todos los mexicanos.

 

Con información e imágenes de CONADE.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here